Ida a la luna y vuelta: de la utopía científica a la polidiscursiva

Ida a la luna y vuelta: de la utopía científica de John Wilkins a la polidiscursiva de Un viaje a Cacklogallinia

por María Inés Castagnino [1]

johnwilkins-thediscoveryofaworldinthemoone-orc2b7adiscovrsetendingtoprovethate28098tisprobabletheremaybeanotherhabitableworldinthatplanet1638Mi trabajo en esta ocasión concierne, en primera instancia, a un texto en el que un discurso científico en ciernes se toca con un discurso utópico: la proposición nro.14 de El descubrimiento de un Nuevo Mundo, o un discurso tendiente a demostrar que es probable que haya otro Mundo Habitable en la Luna, con un discurso sobre la posibilidad de transportarse hasta allí, de John Wilkins. Wilkins, nacido en Inglaterra en 1614, desarrolló, en paralelo a una importante carrera eclesiástica, el estudio de temas y disciplinas científicas, especialmente en relación con la filosofía natural, que involucraba los estudios astronómicos.[i] Por su asidua práctica y dedicación a la cuestión, Wilkins jugó un rol fundamental en la fundación, en 1660, de la asociación científica conocida como Royal Society de Inglaterra,[ii] y fue su primer secretario. La creación de esta sociedad refleja el cambio de status que lentamente iba operando la Revolución Científica, por el cual disciplinas como la astronomía se iban apartando de las posturas clásicas, religiosas y filosóficas para ser encaradas cada vez más desde un punto de vista científico moderno.

Wilkins murió en 1672. Para entonces había publicado unos ocho textos, de los cuales El descubrimiento de un nuevo mundo fue el primero. A la versión original de 1638, dada a conocer en forma anónima y compuesta por trece proposiciones, se incorporó en una tercera edición, en 1640, una decimocuarta proposición, además de una segunda parte titulada Discurso concerniente a un nuevo planeta, tendiente a demostrar que es probable que nuestra Tierra sea uno de los planetas.[iii] El texto de Wilkins, en primera instancia, consistía en un análisis especulativo acerca de las características físicas de la luna como planeta y terminaba con la proposición de “que es probable que haya habitantes en este otro mundo”; el agregado de 1640 se abría al futuro al proponer, además, “que es posible que alguien de la posteridad descubra un modo de trasportarse a este otro mundo y, si hay habitantes allí, tener comercio con ellos.” Leer más “Ida a la luna y vuelta: de la utopía científica a la polidiscursiva”

Jonathan Swift-Rodolfo Walsh. Enunciados, posiciones de sujeto, efectos de verdad

Jonathan Swift-Rodolfo Walsh. Enunciados, posiciones de sujeto, efectos de verdad: emergencia de una singularidad en el (se) habla*

Iozzi, Adrián. Prof. y Lic. en Sociología. FSOC, UBA, Argentina.
Lara, Marcelo. Prof. y Lic. en Letras. FFyL, UBA, Argentina.
Martín, Laura. Prof. en Filosofía. FFyL, UBA, Argentina.
Millán, José. Lic. en Trabajo social. FCPyJ, Universidad  del Zulia, Venezuela.

as08874

Walsh – Swift

El presente trabajo comenzó con la siguiente pregunta: ¿qué sucedía, cómo se configuraban las luchas cuando a cierto discurso, que circulaba en la sociedad como un murmullo a voces, en cierto momento le era requerida, desde uno u otro lado del combate, la figura de un autor? En este sentido, nos proponemos problematizar la intervención de ciertos enunciados[1] dentro de un determinado contexto histórico-social, a partir de un abordaje en el que ensayaremos una aproximación a algunos modos de desplazamiento de las “posiciones sujeto” que de ellos derivan. Estos enunciados, que forman parte de la trama de la circulación social de una época, lo que Michel Foucault denomina en La arqueología del saber “hay lenguaje”, producen unos particulares efectos de verdad si tenemos en consideración una de sus funciones derivadas, en este caso, la función-sujeto autor.[2] De esta manera, nos preguntamos por los saberes y los efectos de verdad que cobran existencia en la aparición de esta específica función en diferentes ámbitos de la realidad social. Esto significa que nos focalizaremos en la visibilidad que cobran ciertos enunciados en su devenir acontecimiento.[3]

Leer más “Jonathan Swift-Rodolfo Walsh. Enunciados, posiciones de sujeto, efectos de verdad”

Literatura de viajes y pensamiento utópico en la obra de Joseph Hall

Literatura de viajes y pensamiento utópico en Un mundo distinto pero igual de Joseph Hall

de Carolina Wagner[1]

 

“Este caluroso discurso […] de un joven tan asentado, y la sed de novedades y de gloria nos produjeron una gran emoción. ¿Para qué decir más? No es menester referir por menudo

las dudas de éste, las propuestas de aquél, los pasos dados por un tercero, los preparativos a que nos entregamos todos. Fijamos el día, subimos a la nave Fantasía, zarpamos del puerto, y eso sí, cada uno de nosotros saludaba por el camino a los suyos y se despedía de ellos […]”

(Hall, 2010: 82)

Joseph-Hall-Mundus-Alter-et-Idem-Utrecht-1643.jpgA lo largo de la historia, el viaje ha tenido distintas motivaciones e intenciones. Ha sido colonizador, forzoso, de aprendizaje, placentero, científico, accidental, mercantil, de exploración y bélico. Metamorfoseado en sus distintos roles, ha sido parte de algunos de los grandes momentos de la historia de la civilización y del mundo de las ideas, y ha representado, así, un rol fundamental en el progreso de la humanidad. Los viajes, la expansión territorial y la conquista de lo desconocido han ido de la mano desde el principio de los tiempos en el desarrollo del conocimiento humano sobre el mundo que nos rodea.

Así como existen distintos tipos de viajes, existen distintos tipos de viajeros. Algunos son exploradores, otros científicos, también los hay conquistadores o simplemente turistas. Están los planificadores, los improvisados, los que viajan por accidente o los que lo hacen forzados. La decisión de emprender un periplo lejos del hogar puede estar motivada por razones muy variadas, pero será el modo en que el individuo enfrente las circunstancias con las que se encuentre lo que definirá en última instancia la eficacia del viaje.

Viajar amplía los horizontes tanto en un sentido literal como figurado. Permite ver el mundo, explorar otras culturas y conocer formas de vida diferentes, pero también favorece el autodescubrimiento y el autoconocimiento. Así, la aventura puede dar pie a diferentes resultados: puede ser exitosa y capitalizada en beneficio propio, o bien probar ser ineficaz y no generar consecuencias, o, muy por el contrario, resultar perjudicial y destructiva para el viajero. Sea cual sea el desenlace, la constante que se mantiene en todos los casos es el cambio, ya que viajar implica atravesar procesos de mudanza y todo viaje representa un punto de inflexión en la vida del sujeto. El que parte no es el mismo que el que vuelve, porque el movimiento que lleva a alejarse de la seguridad del hogar para embarcarse en una aventura hacia lo desconocido crea una división entre un antes y un después que no se puede resolver.

La intención del presente trabajo consiste en realizar una lectura, centrada en el motivo del viaje, de un texto que se inscribe dentro de la tradición, fundada en la idea del viaje y los relatos de viajeros, del género utópico. Se buscará pensar el modo en que se construye la aventura del viaje y se da cuenta de la experiencia de la travesía, al tiempo que se reflexionará acerca de la configuración que hay de la idea de cambio, si es que éste de hecho ocurre.

Leer más “Literatura de viajes y pensamiento utópico en la obra de Joseph Hall”

Volver al pasado. Los modelos de la Antigüedad clásica en la construcción de los relatos utópicos del siglo XVIII

Volver al pasado. Los modelos de la Antigüedad clásica en la construcción de los relatos utópicos del siglo XVIII: el caso de A Description of New Athens in the Terra Australis incognita.

Mg. Ezequiel Rivas, UBA[1]

            En el presente trabajo analizaremos la apropiación de modelos discursivos provenientes del mundo clásico que sirven como marco para el desarrollo del relato utópico A Description of New Athens in the Terra incognita Australis[2], publicado en 1720. Un estudio mayor debería versar a su vez  en las implicancias y alcances de dicha apropiación en diferentes planos, a saber, literario, político-religioso e histórico, sin embargo estableceremos algunas líneas de investigación sobre dichas implicancias, centrándonos de modo particular en la relación de dichos modelos con algunos aspectos relativos a la educación y su función dentro del programa utópico, siendo ésta una constante fundamental dentro del género. Como bien apunta Comparato, “resulta difícil periodizar el siglo XVIII desde el punto de vista de la utopía si no se tienen en cuenta las variadas herencias del siglo anterior” (2006: 145). En este sentido, trazaremos algunas líneas de relación con Nova Solyma, texto utópico de mediados del siglo XVII, donde ya se reelaboran motivos provenientes del mundo clásico en sintonía con el problema de la educación.

            Se tienen pocos datos acerca del texto en cuestión. Este relato utópico aparece entre los folios 80 a 118 de un volumen titulado Miscellanea Aurea or the Golden Medley, publicado en Londres en 1720 para dos libreros, Bettesworth en la Pater-Noster Row y Pemberton en la Fleet Street, tal como consta en la portada. Dicho volumen contiene diferentes textos, en su mayoría de carácter moralizante o de ficción satírica y meramente destinados al entretenimiento del lector,  como se aprecia ya en el prefacio: “And I flatter myself, that in the great Variety which this Volume contains, there will be something that may prove an Amusement to every Reader” (“Y me adulo a mí mismo, porque en la gran variedad que contiene este volumen, habrá algo que pueda servir de entretenimiento para todo lector”) La presencia asimismo de un texto sobre el Islam (Mahomet no Impostor), en el que el autor discute y confronta la doctrina de Mahoma con los “divinos preceptos del Evangelio” agrega a las temáticas presentes en el volumen aquellas que tratan acerca de la religión, asunto que también se desarrollará en Nueva Atenas.

            Leer más “Volver al pasado. Los modelos de la Antigüedad clásica en la construcción de los relatos utópicos del siglo XVIII”

El bosque como espacio sobrenatural

El bosque como espacio sobrenatural en  Sir Gawain y el caballero verde y El mundo de cristal de Ballard

por Jésica Lenga[1]

Sir Gawain y el caballero verde y El mundo de cristal de Ballard son dos textos que aparentemente no comparten demasiados vínculos entre sí. Creados en contextos absolutamente diferentes, con una enorme distancia temporal (Sir Gawain fue escrito alrededor del siglo XV y El mundo de cristal  fue publicado en el 1966) y además bajo el marco de géneros absolutamente disimiles: a uno podríamos considerarlo un relato maravilloso y la otra es una novela de ciencia ficción, ambos tienen en común, sin embargo, una característica fundamental que es la de atribuirle al bosque una dimensión sobrenatural. Estos dos textos se estructuran a partir de la  contraposición de dos espacios claramente diferenciados: uno es más “urbano”, es el ámbito de la ley y la civilización, y el otro es el bosque, el espacio de lo no regulado por ninguna norma, de lo mágico y lo maravilloso, del caos.

En el caso de Sir Gawain esta división entre el castillo del rey Arturo y el mundo natural, materializa la contraposición entre dos tradiciones que se cruzan constantemente en la narración; mientras que en la descripción de los castillos, las fiestas y banquetes se percibe la influencia de la literatura provenzal y cortesana, los espacios exteriores nos remiten a la tradición anglosajona, al mundo de las leyendas y los mitos.

dsc01948Pero asimismo esta contraposición de espacios ilustra claramente la definición de “lo maravilloso” de Todorov. Según Todorov, el cuento maravilloso se caracteriza por la creación de mundos autónomos, que se rigen de acuerdo a  reglas absolutamente diferentes a las nuestras, en los cuales lo imposible puede suceder y es aceptado. En los cuentos maravillosos los personajes pueden convivir con hadas, ogros sufrir transformaciones y demás sin que esto les produzca ninguna reacción en particular, no está presente la vacilación, la consternación que experimenta el personaje fantástico (Todorov, 1981:40).

Leer más “El bosque como espacio sobrenatural”